2008-06-30

(Ferdinand Hodler, "calme de soir" 1904/05)





Te dehojé, como una rosa,
para verte tu alma,
Y no la vi.

Mas todo en torno
-horizontes de tierras y de mares-,
todo, hasta el infinito,
se colmó de una essencia,
inmensa y viva.

Juan Ramón Jiménez

Sem comentários:

Enviar um comentário