2008-09-02

Dai a César o que é de César...

...a mí me ha preocupado mucho el problema de las relaciones de la Iglesia con el Poder Civil. Como si se tratase de dos poderes. Algo tan distinto a lo que pensó Jesús para su Iglesia. Siempre me molestó esto de codearnos con las autoridades y de ir a pedirles favores, porque los favores se pagan… Y yo prefiero tener libertad para predicar la verdad y denunciar las injusticias cuando haga falta. ¡Qué mal que le hizo a la Iglesia el bueno de Constantino y sus sucesores, (el Imperio), cuando se convirtió de perseguidor en protector de la Iglesia.


Toda injerencia del Poder Político en los asuntos de la Iglesia siempre ha resultado funesta. Un caso concreto y bien triste han sido ciertas presiones en el caso del nombramiento de los Obispos. Casos que, por desgracia, no se puede decir que pertenezcan sólo al pasado. Yo me cansé de decir que estos contubernios, -que eufemísticamente llamo “matrimonios” y/ o “concubinatos” entre la Iglesia y el Poder Civil-, siempre terminan mal. Demasiada experiencia de ello tiene la Iglesia.


Por esto me parece tan importante la independencia de la Iglesia de todos los poderes de este mundo, sean ellos políticos o económicos. ¡Cuánta mayor autoridad tiene una Iglesia pobre! Y cuánto gana en testimonio. Porque la Iglesia no es una empresa, que se mide por los números y la eficiencia. Los cálculos de la Divina Gracia van por otro camino. Como el misterio pascual de Jesús, que mediante su muerte (humanamente un fracaso), venció al mundo. Conquistó la vida.



Joaquín Pina, bispo emérito, Aqui

3 comentários:

  1. O evangelho de Judas (o tal que é suposto ser polémico) diz qualquer coisa do tipo: a Igreja edificada sobre o mundano que observa rituais vazios será também ela vazia.

    ResponderEliminar
  2. Diz? confesso que não li.
    O que o bom bispo diz e eu concordo é que a Igreja, para ser fiel à sua missão, tem de abdicar de qualquer tipo de poder. Nem material nem espiritual. Não é a Igreja que salva é Deus.

    ResponderEliminar
  3. "Não é a Igreja que salva..."

    Nisso estamos 100% de acordo. Não interessa a natureza da Igreja o seu papel nunca será monopolizar a salvação.

    ResponderEliminar