2008-12-10

eu discrimino, mas não me discrimines...

El Vaticano se opone a despenalizar la homosexualidad porque “creará nuevas discriminaciones”. Cuando leo estas perlas informativas con las que nos deleita de vez en cuando la Santa Sede, vuelvo a mirar el calendario para asegurarme que estamos en el siglo XXI.


Mário Roehrich, El Pais

Sem comentários:

Enviar um comentário