2012-02-12

esta vida de doçura



en La Isla las viudas siguen con sus vidas. Su mayor preocupación es cuidar a los huérfanos y sobrevivir. En la Isla de las Viudas, olvidada por las autoridades, los niños corretean descalzos al lado de los cañaverales, esos que posiblemente sean en un futuro su única fuente de trabajo.

2 comentários:

  1. Nunca tinha ouvido falar de tal coisa, talvez porque não interesse aos donos do mundo!
    Beijos

    ResponderEliminar
  2. eu já tinha lido algures...mas
    é um tema "menor" no alinhamento das
    notícias...

    Beijos, lino

    ResponderEliminar