2013-03-15

tal e qual



Con demasiada frecuencia la religión nos invita a revolver en nuestra propia mierda, sin hacernos ver la posibilidad de lo nuevo, que seguimos teniendo, a pesar de nuestros fallos. Dios es plenitud y nos está siempre atrayendo hacia Él. Esa plenitud hacia la que tendemos, siempre estará más allá. Será como un anhelo que nos dejará sin aliento por lo no conseguido.

daqui 



 

3 comentários:

  1. Muy fuerte el texto… muy beuno… gracias niña amada de Dios…!

    ResponderEliminar
  2. "bueno"... hace años que no hablo el castellano... risas... abrazos en el Señor...

    ResponderEliminar
  3. Olá Peregrino. semanalmente acompanho estes comentários de Fray Marcos. um exercício essencial. :)

    Um abraço também para ti.

    ResponderEliminar