2016-08-17



Hay horas en que me atormenta que me ames (cómo te gusta usar el verbo amar, con qué cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sábanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado.


Julio F. Cortázar - (Cap. 93, Rayuela)

Sem comentários:

Enviar um comentário